Tierra Adentro

Foto de Kodama Cartonera.

Las editoriales cartoneras apuestan por la materialidad del libro, su artesanía y la cercanía que se entabla entre editores, escritores y lectores. Kodama, afincada en Tijuana, es una muestra reciente que reconoce sus influencias y adopta las nuevas tecnologías para armar libros y talleres artesanales que difunden su quehacer artístico.

 

Kodama Cartonera en la frontera norte de México

Las editoriales cartoneras están marcadas por ecos o referentes de iniciativas previas que contribuyen a la conformación de proyectos nuevos. Kodama Cartonera, en la ciudad de Tijuana, recibió influencias de otros esfuerzos editoriales como el de Santa Muerte Cartonera, en el Distrito Federal, coordinada por los poetas y editores Héctor Hernández Montesinos, de Chile, y Yaxkin Melchy. Su trabajo fue uno de los antecedentes que motivaron la creación de otras empresas con características similares.

Kodama comenzó actividades en noviembre de 2010 con Tijuana de día y de noche. Crónicas urbanas, compilado por Aurelio Meza. En marzo de 2011 se publicó Tijuana es su centro. Muestra de poesía y narrativa joven en Tijuana; a los pocos meses se editó Corto-teatro. Dramaturgia joven en Baja California, compilado por Daimary Moreno, y después apareció la memoria del 6to Encuentro Internacional de Poesía Caracol 2011. Estos primeros títulos representaron los primeros esfuerzos para articular el primer proyecto editorial cartonero instalado en la frontera norte de México.

 

Hacer libros desde un arte nuevo

Actualmente, Kodama Cartonera cuenta con más de veintiséis títulos publicados, distribuidos en siete antologías; dos memorias de encuentros de poesía, trece libros de autor dentro de la colección Fuera de serie, una traducción y dos coediciones con proyectos en el centro del país.

Toda las publicaciones se realizan utilizando dos medios principales: el físico, a través de la revisión editorial, el diseño y la creación de ejemplares con cubiertas de cartón, cartoncillo en impresión offset y papel nuevo o reciclado; y el virtual, con publicaciones digitales de cada título para su descarga gratuita y lectura en páginas como Scribd o Issuu. También se utilizan redes sociales como Twitter, Facebook y Tumblr para la difusión de obras y la creación de redes y contactos. Estas dos vías de publicación son efectivas para llegar a diferentes públicos más allá de los lectores locales, además de formar una comunidad lectora en otros países de América Latina y el mundo. Desde su origen, la creación física de ejemplares fue uno de sus objetivos primordiales, pero también lo fue la publicación en internet para su lectura y descarga gratuita.

En el catálogo de esta cartonera hay un predominio de poesía, aunque es posible encontrar narrativa, teatro, crónica, spokenword y escritura creativa experimental. Decenas de autores —provenientes de ciudades mexicanas, de la mayor parte de los países de Sudamérica y Centroamérica, así como algunos escritores estadounidenses y españoles— han hecho posible la publicación de estos libros a través de sus colaboraciones en antologías, memorias, libros de autor y traducciones.

Otro medio que Kodama uso para compartir sus obras entre los años 2010 y 2013 en Tijuana y otras ciudades de México, fue a través de una gran cantidad de talleres de elaboración de libros cartoneros dirigidos a públicos de todas las edades. Este proyecto se llevó a cabo en escuelas de todos los niveles educativos, desde preescolar hasta nivel superior, así como en festivales de arte y encuentros de poesía en diferentes ciudades de México y Estados Unidos.

La mayoría de sus títulos han requerido una labor en la que se han visto involucrados, además de autores y editores, personas que diseñan, pintan, dibujan, manufacturan, experimentan con soportes materiales o libros digitales, y que han enriquecido este proyecto, dejando su huella de diferentes formas. Los ejemplares con cubierta de cartón llevan pinturas, dibujos o collages con imágenes y diferentes objetos, desde hojas de árbol, arena, botones o telas de colores para la decoración y el diseño exterior.

El sentido de experimentación y colaboración presente en los proyectos editoriales cartoneros como Kodama y muchos otros más hacen reflexionar sobre las transformaciones de ese “arte nuevo de hacer libros”, como lo pensaba Ulises Carrión, para trasladarlo a un “hacer libros desde un arte nuevo”, una labor que, además de la huella del autor y el editor en el proceso editorial, este cimentada y reconocida a partir de colaboraciones con otros creadores.

Aunque el sentido de este “arte nuevo” tiene sus puntos críticos al apostar por lo “nuevo”, hecho que lo vincula con la tradición del pensamiento moderno anclado en el ideal de progreso constante, la gesta de este hacer editorial cartonero se nutre de lo viejo y lo nuevo, renovándose, por lo que más que una novedad, podría pensarse en un redescubrimiento, una revelación.

 

El tránsito editorial del copyright al copyleft

Actualmente, de manera visible se puede identificar un tránsito entre las editoriales a gran escala, las iniciativas independientes y los proyectos cartoneros. Sin embargo, una cuestión clave que podría establecer una marcada diferencia entre ellos es el uso —o desuso— de los derechos de autor o copyright, al ser intercambiados por otros formatos de protección de derechos como el copyleft o Creative Commons, los cuales abogan por la reproducción total o parcial de las obras, por proteger la autoría y el sello editorial, y así evitar el lucro de terceros. Es por esto que gran parte de los proyectos editoriales cartoneros en México y América Latina hacen uso de este recurso, que marca distancia con otras editoriales que recurren a medidas legales para la protección y violación de sus derechos.

Las apuestas de emprendimientos como Kodama Cartonera y muchos otros a lo largo de México, América Latina y el mundo, son la viva manifestación de que el universo editorial no se ha agotado con el avance de la tecnología, los dispositivos electrónicos o e-books. La gesta editorial se ha adaptado y revitalizado a tal punto que sigue y seguirá transformando a los libros y a los lectores.


Autores
La redacción de Tierra Adentro trabaja para estimular, apoyar y difundir la obra de los escritores y artistas jóvenes de México.
(Baja California, 1986) es poeta y comunicólogo. Actualmente estudia un doctorado en Ciencias Sociales. Es compilador de Tijuana es su centro. Muestra de poesía y narrativa joven en Tijuana.
Secretaría de Cultura